Etiquetas

La palabra sánscrita yantra proviene del prefijo yan, que significa concebir y por antonomasia, concepción mental. Yantra, pues, significa literalmente “dispositivo”, “artificio”, “mecanismo”, “herramienta” o, más preciso aún, “instrumento”. Hace referencia a ciertas representaciones geométricas complejas de niveles y supuestas energías del cosmos (como réplica microcósmica del macrocosmos).

El yantra se interioriza por completo en los niveles más altos del ritual tántrico, a través de la construcción mental de un modelo geométrico complejo y su visualización. Una vez construido mentalmente, el yogi lo va disolviendo de manera gradual (laya). Los yantras se construyen de interior a exterior o de exterior a interior, dependiendo de la figura geométrica en la que el yogi piense. El yogi logra identificarse completamente con la figura escogida hasta el punto de no diferenciar si el Yantra está en su interior o es él quien penetra en el Yantra.

No es un dibujo cualquiera, es un símbolo: Es un Yantra (del Sánscrito). Y no solo eso, esta figura es capaz de estimular los dos hemisferios de tu cerebro, es 70 veces más potente que la figura de una pirámide y es la forma geométrica más completa según la tradición Yoga.

En otras palabras, es un Portal que catapulta al observador hacia la conciencia pura (sâdhaka) en la cual no hay distinción entre sujeto y objeto. De hecho, llegará un punto en el que no se puede diferenciar si el yantra esta en su interior o es el practicante quien penetra en el yantra.

La efectividad del Yantra dependerá de la capacidad de concentración y visualización del meditador, así como de su dominio sobre las energías sutiles.

Nueve triángulos yuxtapuestos y colocados de tal forma que originan un total de 43 triángulos pequeños. Cuatro de los nueve primeros triángulos apuntan hacia arriba y representan la energía cósmica masculina (Shiva). Los otros cinco apuntan hacia abajo y simbolizan la fuerza femenina (Shakti).

Estos triángulos se rodean de un loto de ocho pétalos que simboliza a Vishnú.

El siguiente loto, con dieciséis pétalos, representa la conquista de la meta deseada, concretamente el poder del yogui sobre la mente y los sentidos.

Encerrando este loto se encuentran cuatro líneas concéntricas que se conectan simbólicamente con los dos lotos.

La triple línea que lo rodea se llama la “ciudad de la tierra” (bhûpura) y designa el lugar consagrado que puede contener el universo entero o, por analogía, el cuerpo humano.

Los practicantes de esta clase de ejercicos mentales del yoga afirman que, si se efectúa con éxito, este ejercicio catapultará al practicante hacia la conciencia pura (sâdhaka), más allá de la distinción entre sujeto y objeto.

iguiendo la doctrina del Feng Shui, el mejor lugar para situar el Sri Yantra es en la esquina nordeste de tu casa. De esta forma se favorece la prosperidad, la armonía y el equilibrio en el hogar.

Una vez colgada la Alfombra Mágica en la pared, dejando el símbolo Sri Yantra a la vista, estará preparado/a para iniciar la meditación.

Colóquese a una distancia de 1 a 1,5 metros del Sri Yantra, de modo que quede situado en el centro de su campo visual.

Siéntese cómodamente, relajado/a y con la espalda recta.

Observe el Sri Yantra, centrándose en los triángulos del centro sin tener ningún pensamiento.

Intente alcanzar la sensación de entrar en el Yantra. Olvídese de todo y sea absorbido por el espacio vacío creado en su mente por el Yantra.

Medite de 20 a 40 minutos.

Practique diariamente para mejorar esta práctica.

Los mándalas son símbolos muy comunes en las culturas hindú y budista. “Mándala” quiere decir “círculo” en sánscrito, en especial “círculo mágico”. Estas figuras no sólo están extendidas en Oriente. En Occidente estuvieron también presentes, sobre todo a través de la cultura cristiana de principios de la Edad Media.
Los mándalas más clásicos representaban a Cristo en el centro y los cuatro evangelistas, o sus símbolos correspondientes, en los puntos cardinales (la misma concepción ya había sido usada por los egipcios: Horus en el centro, rodeado por sus cuatro hijos).
Se encuentran básicamente en pinturas, pero también en el plano de muchos templos que se construyeron basados en esa estructura.
La mayor parte de los mándalas tienen forma de flor, cruz o rueda, con una clara simetría basada en el número cuatro (por ejemplo, las cuatro direcciones del espacio).

Construcción del Sri Yantra

1. Dibuja un círculo del tamaño deseado con una línea vertical que pasa por el centro y dividir esa línea en 48 unidades iguales.

2. En esta línea de hacer nueve marcas a una distancia de 6, 12, 17, 20, 23, 27, 30, 36, y 42 unidades de la cima, y dibujar nueve líneas horizontales (numerados 1-9) a través de estas marcas para reunirse con el círculo.

3. En ambos extremos de las líneas 1, 2, 4, 5, 8 º 6, y 9 de frotar 3, 5, 16, 18, ​​16, 4 y 3 unidades respectivamente.

4. Una los extremos de la línea primera en el centro de la sexta, los extremos de la segunda hasta el centro de la novena, los extremos de la tercera a la circunferencia en la parte inferior del eje, los extremos de la cuarta hasta el centro de El día 8, los extremos de la quinta en el centro de la séptima, los extremos de la sexta a la centro de la segunda, los extremos de la séptima a la circunferencia en la parte superior del eje vertical, los extremos de la octava a la centro de la primera, y los extremos de la novena en el centro de la 3 ª.

Sri Yantra ~ Wealth Meditation *Bhajan Music*

Yantra


Fuentes:

Wikipedia –

http://www.karmayoga.es

Anuncios