Etiquetas

,

image
Las Cámaras de Configuración de Amor llevan el amor divino a las células del cuerpo físico, así como a los cuerpos emocional, mental y espiritual. Es por la multiplicidad de sus usos y la singularidad de su contenido que se dedica un capítulo entero a estas cámaras.

Tal vez sea el amor la única fuente de sanación; al menos la sanación debe realizarse con amor si se quiere que marque de verdad la diferencia. La sanación clínica sin amor ni cariño puede que a veces alivie los síntomas, pero no creo que con ella verdaderamente se opere un cambio profundo y duradero con respecto de la fuente de los problemas.

¿Cuántas personas experimentan en su vida la pureza y la dulzura del amor desprendido con un mínimo de consistencia? Lo cierto es que las hay y, sin embargo, parece que en esta época de la Tierra el amor divino es aún la excepción antes que la regla. Esta afirmación no pretende señalar a nadie con el dedo, sino mostrar un área en la que necesitamos evolucionar como especie.

 

El amor divino se puede definir como:

1) amor puro ofrecido sin esperar nada, sin motivos ocultos, culpa, manipulación o «descarga» sobre otras personas;

2) amor entregado como producto natural de la naturaleza esencial del yo que se preocupa de los demás sin necesitar una razón;

3) la respuesta natural a la contemplación de la esencia de otra persona, animal, planta o cualquier otro elemento de la creación, y

4) la esencia de Dios/Diosa que fluye a través de todo lo que existe.

La sociedad actual enseña que el amor se define mediante sentimientos tales como preocupación por las personas, miedo a perderlas, requerir la presencia de otros a fin de sentirse bien o a salvo, algo que se siente hacia los demás cuando éstos satisfacen las necesidades de uno, lo valoran o le dan lo que quiere, decir a alguien que es insoportable vivir sin su presencia, tener pena y lástima de los demás. Esta última descripción es lo que la mayoría llama amor, o los síntomas del amor.

Hace poco un cliente vi no a mi casa para recibir un intensivo privado de sanación durante tres días. Atravesaba un mal momento emocional a raíz de ciertas situaciones laborales y se encontraba atascado en el «pobre de mí». Tuve que adoptar el papel de portarme con dureza por su bien si quería que las sesiones llegaran a buen puerto. Después de una de las sesiones sonreí y, mirando a sus ojos grandes y tristes, le dije:

«Te quiero». Contestó: «A veces yo no estaba tan seguro». Le dije: «Eso es porque te quiero. No me das pena». Entendió a la primera lo que quería decir y me dijo: «Creo que no conocía la diferencia. Siempre he querido que me tengan lástima».

Darse cuenta de eso fue muy importante para él.

La sociedad enseña a lanzarse a la búsqueda del amor jugando al «pobre de mí», a las «penas en compañía» y a decir: «¿A que es horrible?», relacionados estrechamente. ¿Recuerdas algún momento en que se te acusara o que acusaras de amar poco y ser insensible a alguien que no sintiera pena por alguien y no dijera «pobrecito»?

 

Lo cierto es que sentir compasión por alguien es una forma de quitarle poder. Consagra su impotencia e incapacidad de ayudarse a sí mismo. Esto no significa que debas ser frío y distante, significa: no dejes de amar, ten compasión pero no niegues a otros la capacidad de aprender, crecer y cambiar su vida al sentir pena por ellos.

Existe bastante diferencia entre las definiciones de amor divino y las definiciones que la sociedad da al «amor». Seguro que ya de muy niño aprendiste que si querías amor tenías que hacer lo que tus padres querían y esperaban de ti. 0 te adaptabas a ese comportamiento o te rebelabas, rechazando así el amor. En cualquier caso, se redujo tu capacidad de recibir amor divino, o bien quedó completamente bloqueada a causa de entregarte al juego de competir por la energía y la atención de los demás.

Ya de adulto, el no haber entendido la naturaleza del amor se traduce en esperar cosas poco realistas de la pareja y los amigos. Si alguien no te hace caso cuando crees que debe hacerlo, supones que te ama poco. Si tu mejor amiga conoce a una nueva amiga, te sientes menos querida y celosa porque ella debíaconcederte toda su atención. «Él» no te coge de la mano ni te besa cuando tú quieres y le acusas de que te ama poco porque no se anticipa a lo que quieres y necesitas.

Hoy la mayoría de las personas han olvidado que los seres humanos deben elegir pareja y amigos íntimos entre aquellos con quienes sean compatibles. Aquellos hacia los que se sienta amor y cariño de modo natural y que de modo natural correspondan a esos sentimientos. Antes al contrario, hay muchos que no hacen más que entablar relaciones ligadas al sexo o amistades con personas antes de conocerlas, antes de que cada uno comunique al otro sus necesidades y deseos, antes de que se establezca una mínima compatibilidad.

 

Después les duele que el modo de amar del otro no responda a sus expectativas en lugar de verlo simplemente como otra manera de amar, echan culpas y acusan a los demás de amar poco. Puede que algunos amen poco y puede que no. Si estos procedimientos y actitudes te son familiares, es importante que te des cuenta de que es tuya la responsabilidad de utilizar el discernimiento y de elegir con más juicio.

 

Un hombre muy cariñoso me dijo una vez: «No quiero verme en medio de ninguna relación en la que alguien sea minusvalorado. Debemos apreciarnos unos a otros, y si no somos capaces de ello con ciertas personas, no deberíamos relacionarnos con ellas». Seguro que habrás aprendido lecciones parecidas.

A causa de estos dilemas sobre el amor, así como de muchos otros, es posible que hayas renunciado a tu capacidad de recibir amor divino, así como a las otras cosas que se han dado en llamar amor. Puede que incluso tengas miedo de aceptar la alegría del amor verdadero porque lo asocies estrechamente con ceder el control, sentir dolor y desilusión o volverse dependiente.

 

El amor en su forma pura no tiene que ver con el miedo, la resistencia, la contracción, la pérdida, el control, el dolor o la dependencia.

Cuando lo que llamas amor provoca estas desgracias debes asumir la responsabilidad de examinar tu discernimiento o esas vibraciones de tu interior que magnetiza ron la situación o la persona hacia ti.

  • ¿Qué clase de expectativas injustas o poco realistas tienes?
  • ¿Llegaste a conocer lo bastante a la persona para averiguar si era cariñosa o desprendida antes de entablar una relación?
  • ¿Crees que mereces amor y que alguien acepte el tuyo?
  • ¿Eres capaz de dejar que el otro sea quien es de verdad o crees tener el derecho de obligar a cambiar a las personas según tus necesidades?
  • ¿Te gusta la persona en los momentos que es ella misma y actúa de modo natural?

Si sientes la necesidad de profundizar en estas cuestiones y comprenderlas mejor, recomiendo un pequeño libro de Erich Fromm llamado El Arte de Amar.

Las Cámaras de Configuración de Amor te volverán más abierto para recibir el amor divino. Facilitarán que éste te sane y suavice tu resistencia, favoreciéndote en el futuro un mayor discernimiento que te permita saber a quién y qué admites en tu vida. También te llevarán a sentir más amor y a que te sientas más amado. Pueden hacer de ti una persona mejor sólo en virtud del hecho de experimentarlas si estás dispuesto a ello.

 

Durante las sesiones de cámara, el amor divino te rodeará y te llenará, procedente de varios Seres de Luz, así como del Padre Dios y la Madre Diosa. Puede que sientas que su amor te toca el corazón y entra en tu cuerpo. Aunque cada tipo de Cámara de Configuración de Amor tiene un enfoque y una intención ligeramente distintas, todas ellas atraen el Amor Divino.

Las sesiones de Cámara de Configuración de Amor empiezan con los mismos ocho pasos ofrecidos en el capítulo 9 para la apertura de cualquier sesión de cámara. Una vez completados estos pasos, invoca la Cámara a tu alrededor.

image

Luego, deberás indicar qué tipo de Cámara de Configuración de Amor deseas:

1) Unificación,

2) Angélica y Arcangélica,

3) Divino Femenino,

4) Divino Masculino o

5) Yin/Yang.

Las secciones siguientes explican las funciones específicas de cada tipo de Cámara, guiándote en cada una de las sesiones individuales.

Se recomienda que esperes un mínimo de ocho horas entre cada una de las sesiones de Cámara a fin de experimentar plenamente los contrastes entre ellas. Todas las sesiones de Cámara de Configuración de Amor duran de treinta minutos a una hora.

Puedes indicar la duración si lo deseas; sin embargo, siempre que te resulte factible, opta por el tiempo máximo.
UNIFICACION :

La Cámara de Configuración de Amor de Unificación es la más amplia y general de los cinco tipos de Cámaras de Configuración de Amor. Su propósito es alinearte con el amor divino universal a partir de una variedad de fuentes y proporcionar un sentimiento de unidad y de ser Uno a través del amor con Todo lo que Es. Requiere la participación consciente en varias fases de su instalación. Repasa la lista que sigue antes de experimentar la sesión de Cámara propiamente dicha.

Al inicio de la sesión de Cámara de Configuración de Amor de Unificación realizarás los pasos preliminares como siempre y luego invocarás la Cámara misma. Luego pedirás recibir el amor de Dios Padre a través del Sol. Entonces verás, incluso aunque lo más probable sea que te encuentres en el interior de una casa, que la luz del Sol brilla sobre ti, llenando el aire encima y a través de tu cuerpo con los rayos de luz más finos y minúsculos que puedas imaginar.

 

Esta multiplicidad de pequeños rayos de luz transportan la energía del amor de Dios, de modo que al tocarte y entrar en tu cuerpo desde arriba quedarás lleno de luz de amor. Si continúas visualizando esta luz de amor fluyendo a través de cada una de tus células, la verás entrar en tu cuerpo por su parte anterior, atravesarlo por completo y salir por la espalda hacia tierra. Este proceso puede durar unos minutos. La luz de amor fluirá a través de ti de modo continuo hasta que termine la sesión.

 

Deberás indicar que así sea antes de empezar.

La tierra se utiliza como vehículo del amor de la Madre Diosa. Pedirás que ella te llene con una corriente de luz y amor similar a la del Sol. A través de la respiración y la visualización extrae de la tierra el amor de la Diosa para que penetre y atraviese las células de tu cuerpo entrando desde atrás (en realidad desde abajo, ya que estarás tumbado). Seguirás manteniendo esta visión hasta que el amor de la Diosa de la Tierra te llene el cuerpo y rebose por la parte anterior de éste.

 

También deberás pedir que la luz de amor siga fluyendo a través de ti hasta que concluya la sesión de cámara.

En este punto, el amor divino fluirá a través de tu cuerpo desde delante hacia atrás y desde atrás hacia delante. Ahora pide a los pleyadianos y al Cristo que te llenen de su amor. Luego invoca a cualquier guía, Maestro Ascendido, ángel, arcángel y Ser de Luz de quienes desees recibir amor. Si lo deseas puedes invocar a devas y devas supralumínicos, a Buda, Quan-Yin, Madre María, San Francisco o cualquier otro Ser de Luz con quien sientas una conexión o con quien quieras sentirla. También puedes optar por hacer una llamada general a «todos los seres de Luz de Amor Divino que deseen participar en este punto».

Después relájate hasta que termine la sesión. Siente el amor que viene hacia ti y que te atraviesa. Haz que la experiencia sea especial. Si surgen lágrimas u otras emociones, siéntelas y exprésalas del modo que te resulte más natural. Pronto volverás a un estado de paz, sintiendo sólo el amor que se te ofrece. Si te vienen a la mente pensamientos, creencias o juicios negativos, despéjalos utilizando las técnicas que has aprendido en este libro.

Siempre termino una sesión de Cámara de Configuración de Amor con un «Narraste» (ver Glosario) y una expresión de gratitud hacia quienes hayan estado presentes y me hayan dado algo.

A continuación sigue el procedimiento completo para utilizar la Cámara de Configuración de Amor de Unificación:

1-8. Realiza los pasos para abrir una sesión de cámara como se describe en el capítulo 9, páginas 225-26.

  1. Pide que la Cámara de Luz de Configuración de Amor de Unificación aparezca alrededor de tu aura y tu cuerpo.
  2. Visualiza el Sol que brilla en la habitación y sobre la parte anterior de tu cuerpo (sobre ti, ya que estarás tumbado).
  3. Pide que el Sol se utilice como fuente del Amor de Dios Padre hacia ti.
  4. Siente los finos rayos de luz de amor entrando en tu aura por la parte anterior del cuerpo desde la cabeza a los pies. Acéptala mediante la respiración hasta que fluya por detrás de tu cuerpo hacia la Tierra.
  5. Pide que la Luz de Amor de Dios Padre siga fluyendo a través de ti hasta que acabe la sesión.
  6. Ahora llama a la Madre Tierra para que sea vehículo del amor de la Madre Diosa o Santa Madre.
  7. Visualiza corrientes finas de luz de amor que fluyan desde la tierra hacia la parte posterior de tu cuerpo (debajo de ti, ya que estarás tumbado) y acéptalas a través de la respiración. Continúa este proceso hasta que sientas que la luz de amor rebosa por la parte anterior de tu cuerpo y te llena el aura.
  8. Pide que esta luz de amor siga fluyendo a través de cada célula de tu cuerpo hasta que termine la sesión.
  9. Pide a los Emisarios Pleyadianos de Luz y al Maestro Ascendido Jesucristo que te llenen de su amor.
  10. Invoca a cualquier guía, Maestro Ascendido, ángel, arcángel o cualquier otro Ser de Luz que quieras que se una al círculo de la Cámara de Configuración de Amor que te rodea.
  11. Si lo deseas, di esta invocación: «Acepto a todos y cada uno de los seres de Luz y Amor Divinos que deseen participar en esta sesión de Cámara de Configuración de Amor. Estoy listo para recibir vuestro amor de un modo completo y pleno».
  12. Permanece tan abierto y receptivo como puedas en este momento. Deja que el amor fluya a través de cada célula de tu cuerpo desde todas las direcciones a la vez. Si necesitas más ayuda para abrirte y relajarte, repite la afirmación siguiente hasta que te sientas relajado y más abierto: «Merezco amor divino y estoy dispuesto a recibir amor divino ahora».
  13. Cuando sientas que la sesión llega a su fin y los Seres de Luz se alejan, despídete de ellos de un modo que te resulte natural. Por ejemplo, di: «Narraste», o expresa tu gratitud.
  14. Abre los ojos y vuelve despacio a la habitación, llevando el sentimiento de la sesión de cámara a tu vida diaria. Vuelve a conectarte a la tierra si es necesario.

Angélica y Arcangélica
En esta sesión de cámara el formato básico es el mismo que el de la sesión de Cámara de Unificación. La diferencia principal en el proceso tiene lugar después de invocar las energías de amor solar y terrestre de Dios Padre y la Diosa Madre. En ese punto pedirás que sean sólo ángeles y arcángeles quienes formen un círculo a tu alrededor y te llenen de su amor.

 

La razón de esto es que el amor angélico es una frecuencia de amor única y maravillosa con su propio tipo de pureza, alegría, paz e inocencia. Los ángeles, en general, poseen una fuerte energía de entrega, adoración y servicio a Dios/Diosa y a lo que hay de divino en todas las personas o cosas. Cuando experimentes esta cámara comprenderás mejor por qué esta energía es única.

Al invocar a ángeles y arcángeles puedes ser específico o general. Puedes elegir invocar a los ángeles y arcángeles de amor divino, pidiéndoles que formen un círculo de luz de amor alrededor y a través de ti.

 

O puedes elegir invocar a ángeles y arcángeles específicos con quienes quieras conectar. Hay muchos tipos de ángeles para elegir: ángeles sanadores, ángeles de amor, piedad, paz, inocencia, fe o cualquier otra cualidad divina que se te ocurra, ángeles protectores, ángeles mensajeros de Dios, ángeles guías, ángeles de los niños, ángeles de las relaciones sexuales, ángeles de la música, ángeles de la transición en la muerte, ángeles de nacimiento y renacimiento, ángeles de sanación del divino femenino, ángeles de sanación del divino masculino y muchos más.

Los arcángeles son tantos y tan variados como los ángeles. Puedes invocarlos de acuerdo con la cualidad que emiten o el papel que juegan. Cada uno de los siguientes grandes arcángeles está al mando de un grupo o liga de ángeles y arcángeles que lo sirven. Aunque son los nombres masculinos los más conocidos, los arcángeles son dualidades divinas masculina y femenina.

 

El arcángel Miguel y su homóloga divina Micaela, o Fe, como algunos la llaman, son los guardianes y protectores de la verdad divina y las Legiones de la Luz. Los arcángeles Gabriel/ Gabriela son mensajeros de Dios y custodios del libre albedrío. Los arcángeles Uriel/Uriela guardan a los que mantienen la paz en la Tierra y en los cielos. Los arcángeles Rafael/Rafaela son los protectores y poseedores de la cualidad del amor divino. Los arcángeles Samuel/Samuela dominan las áreas de la armonía y la música divinas.

 

Los arcángeles Zadquiel/Zadquiela son los guardianes y protectores de la mente divina y el compromiso espiritual. Los arcángeles Jofiel/Jofiela poseen la cualidad de la sabiduría divina y. la capacidad de ganar sabiduría a partir de la experiencia vital, incluyendo el sufrimiento. Jofiel/Jofiela también mandan sobre los ángeles de la transición en la muerte.

Al experimentar la Cámara de Configuración de Amor Angélica y Arcangélica debes pedir ángeles concretos o una legión de ángeles que sirva a una función específica. Por ejemplo, si deseas invocar al arcángel Zadquiel/Zadquiela para atraer frecuencias de mente divina y compromiso espiritual, puedes pedir que la legión de ángeles que sirve a Zadquiel/Zadquiela se unan también a la sesión de cámara. Si deseas invocar a los ángeles sanadores, puedes invocarlos individualmente o en grupo.

También puedes incluir los reinos de querubines y serafines. Los querubines son como los cupidos que se representan en las tarjetas de San Valentín. Son como niños y portan la vibración de la inocencia y el dulce amor juvenil. Los querubines proporcionarán sanación y alivio al cuerpo emocional y al niño interior. Los serafines también son ángeles infantiles que protegen la pureza e inocencia de la mente de los niños y ayudan a restablecer esas cualidades en los adultos.

A continuación siguen los pasos para utilizar la Cámara de Configuración de Amor Angélica y Arcangélica:

1-8. Realiza los pasos para abrir una sesión en cámara como se indica al principio del capítulo 9.

  1. Haz que la luz de amor de Dios Padre te atraviese el cuerpo, desde la parte anterior a la posterior utilizando el Sol como vehículo de ese amor.
  2. Invoca y visualiza la luz de amor de la Diosa Madre fluyendo a través del cuerpo desde detrás hacia delante, pues la recibes de la tierra.
  3. Invoca a cualquier ángel o arcángel concreto que desees tener presente; o di: «Invoco a todos los ángeles y arcángeles del amor divino, incluyendo a querubines y serafines, que deseen estar presentes en esta sesión de Cámara de Configuración de Amor y pido que se presenten para rodearme y llenarme con su luz de amor».
  4. Relájate, permanece abierto y receptivo y disfruta.
  5. Cuando la sesión termine, despídete de los ángeles como desees.
  6. Vuelve despacio a la conciencia de vigilia y abre los ojos. Reconéctate a la tierra si es necesario.

Divino Femenino
Ya seas varón o mujer, heterosexual u homosexual, necesitas recibir amor divino femenino así como experimentar tu propia naturaleza amorosa femenina interna. Actualmente está bastante aceptado que todas las personas tienen un varón interior, o ánimus, y una hembra interior, o ánima, independientemente del sexo físico. Estas partes de ti mismo deben ofrecer un aspecto saludable y equilibrado a fin de generar salud, equilibrio y creatividad en tu vida.

Para abrirte al amor divino femenino debes utilizar la cualidad receptiva de tu naturaleza femenina a fin de permitir que el amor o cualquier otra cosa venga a ti. La cualidad de sentimientos y naturaleza vibratoria de cada sexo es única y maravillosa. El propósito de esta cámara es abrirte a la energía y sentimientos específicos del amor femenino en su forma suprema.

Si has tenido relaciones dolorosas con tu madre, tus amigas o tus amantes o parejas femeninas, esta cámara te proporcionará una intensa sanación interna, así como de las relaciones mismas. Si has tenido relaciones positivas y satisfactorias con mujeres, esta sesión de cámara te hará dar un paso más hacia el fin de cualquier sensación que tengas de separación de la Diosa Madre y te ayudará a abrirte para que te acerques al ser Uno, al cuidado de los demás y al amor femenino.

Antes de empezar la sesión me gustaría mencionar unos pocos seres femeninos de luz que puedas invocar.

Quan Yin (cuyo nombre también se escribe Kwan Yin, Kuan Yin y Kanseon) vivió en la Tierra y recibió la iluminación mucho antes de los tiempos de Gautama el Buda. Se la venera en casi todas las prácticas budistas como guardiana de la Compasión Divina y Madre del Mundo. Su naturaleza extremadamente gentil y confortadora dan la paz; a menudo se la representa con tigres o dragones domados por su dulzura y compasión.

La Madre María fue una sacerdotisa iluminada y la madre de Jesucristo. Ella, junto con un gran número de mujeres que recibieron la iluminación antes de, o como resultado de conocer a Cristo, forman un grupo llamado de Hermanas del Rayo del Cristo Ascendido. María Magdalena, Marta, Santa Ana -que era la madre de la Madre María-Ruth, Raquel, Elisabeth, Sara, Judit, y muchas más actúan juntas como un colectivo de iluminación femenina y de conciencia de Cristo. También desempeñan papeles individuales como guías y Maestras Ascendidas de humanos. Yo siempre invoco a este grupo cuando realizo cualquier tipo de sanación femenina.

Otras a las que podrías llamar son: Isis; Shakti, cuyo homólogo divino es Lord Shiva; Radha, cuyo homólogo divino es Krishna; Kali, la destructora del ego y de todo lo que es falso, una diosa «mala por amor»; la Mujer del Cachorro de Búfalo Blanco; Tara; Deodata, cuyo homólogo divino es Gautama el Buda; cualquiera de los arcángeles femeninos; Santa Catalina; Santa Bernadette; Santa Juana de Arco; o cualquier otra santa o deidad femenina con quien sientas una afinidad particular o con quien desees establecerla.

Cuando estés listo para empezar la sesión, sigue los mismos pasos dados para la Cámara de Configuración de Amor Angélica y Arcangélica. Sin embargo, realiza éste como paso 11:

  1. Invoca a cualquier guía femenina, Maestra Ascendida y Ser de Luz que desees que esté presente. Si no deseas invocar a seres específicos, utiliza simplemente la invocación siguiente: «Invoco a las Hermanas del Rayo del Cristo Ascendido y a todos los ángeles, arcángeles, maestros y guías femeninos que sean de Luz y amor Divinos. Rodeadme y llenadme de vuestro amor divino femenino para que vuelva a reunirme completamente con la Santa Madre Diosa». Si necesitas sanar relaciones concretas con mujeres, es el momento de decirlo.

Divino Masculino
Tampoco en este caso el sexo y la preferencia sexual tienen nada que ver con la sesión de este tipo de cámara. En la cultura occidental los hombres heterosexuales tienden a ser profundamente homófobos y como resultado se suelen cerrar al amor masculino, incluso el divino del Padre Dios. La mayoría de las familias, las americanas y europeas en particular, dejan muy poco espacio y tiempo al padre para criar y demostrar amor a sus hijos. La sociedad occidental, por lo tanto, necesita con urgencia un renacimiento en el área del amor masculino y la capacidad de recibir amor.

Independientemente de tu historial de relaciones con varones, con esta cámara te abrirás a relaciones de amor más sanas y satisfactorias con hombres y con Dios Padre si estás preparado y dispuesto. Si hay varones que te han hecho sufrir, te beneficiarás más intensa y profundamente que si has tenido la suerte suficiente de experimentar la calidad única y maravillosa del amor masculino. Si tus experiencias con varones han sido destructivas, debes primero liberar antiguas heridas y emociones dolorosas antes de sentir el cariño y el amor durante la sesión de cámara.

Del mismo modo que ocurría con la Cámara de Configuración de Amor divino femenino, existen Seres de Luz varones que puedes invocar si lo deseas. El Maestro Ascendido Jesucristo está al mando de un grupo de hombres que han recibido la iluminación a través del contacto con él o del Reino del Cristo. Se les llama los Hermanos del Rayo del Cristo Ascendido.

 

Esta Hermandad se compone de varones que han alcanzado la conciencia de Cristo, tales como los doce discípulos conocidos, incluyendo a Judas; el Padre José; todos los santos, incluidos San Francisco, San Cristóbal, San Barnabás y Saint Germain; el Padre Abraham y el Rey David.

La orden de Melquisedec de la Luz Divina es también un grupo de varones. Se menciona a Melquisedec en la Biblia como maestro de Jesucristo. Sin embargo, este grupo precede a la época de Cristo en muchos miles de años. Llegaron a la Tierra como un grupo humano de iniciación compuesto por sacerdotes durante la primera era de la Atlántida.

 

Al concluir el tercero y más reciente período atlante, sus enseñanzas prácticas se trasladaron a Egipto estableciéndose en aquellos templos. Fue entonces cuando Cristo tomó contacto con la orden. Por desgracia, al haberse dividido la orden entre seguidores de la luz y de la oscuridad durante la segunda era atlante, es especialmente importante que utilices siempre las palabras «de Luz Divina» cuando invoques a la orden de Melquisedec.

También puedes invocar a los arcángeles varones; a Gautama el Buda; Lord Maitreya, el futuro Buda; Chenreysi, Señor de la Sabiduría Compasiva; Shiva; Krishna; Osiris; Quetzalcóatl; Manjushri, Señor budista de la Sabiduría y la Verdad; Hiawatha y cualquier otro ser masculino de luz con quien desees establecer contacto.

El formato es idéntico al de la Cámara de Configuración de Amor Angélica y Arcangélica. Sin embargo, sustituye el paso 11:

11 . Invoca a cualquier guía y deidad masculinos que desees que estén presentes. Después realiza la invocación siguiente: «Invoco a los Hermanos del Rayo del Cristo Ascendido y a cualquier otro ser masculino de Luz y amor Divinos que desee venir en este momento. Rodeadme y llenadme de vuestra luz de amor para que así me abra al amor divino masculino y al amor del Santo Padre Dios».

Si necesitas sanar relaciones específicas con varones, puedes decirlo en este momento.

Yin-Yang
La Cámara de Configuración de Amor Yin/Yang es específica para sanar y equilibrar las relaciones hombre/mujer interna y externamente. Esta cámara pueden utilizarla individuos y parejas que deseen sanarse o intensificar su relación mutua, así como con Dios/Diosa/Todo Lo Que Es.

Si la sesión es individual, resulta una oportunidad perfecta para que pidas que sane tu relación con tus padres en la Tierra. Si has tenido una relación particularmente traumática con tus padres, se recomienda que lo especifiques en el momento adecuado al realizar la primera sesión de Cámara de Configuración de Amor Yin/Yang. Si la relación con tus padres terrestres no ha supuesto un problema, puedes centrarte en la sanación de tus relaciones sexuales o del matrimonio sagrado entre tu masculino y femenino internos, cuerpo y espíritu.

Sea cual sea tu centro de atención, tus relaciones con Dios Padre y la Diosa Madre se verán afectadas, lo cual a su vez afectará a todas tus relaciones. Al alinearte para recibir simultáneamente amor femenino y masculino equilibrados, abrazarás y experimentarás una plenitud maravi llosa. Si realizas la sesión de cámara en pareja, es mejor que realicéis sesiones de Cámaras de Configuración de Amor divino femenino, divino masculino y Yin/Yang individualmente antes de realizar juntos la sesión de Cámara de Configuración de Amor Yin/Yang.

 

De este modo, cada uno entrará en la cámara de parejas con un sentido más definido de la propia singularidad y plenitud, siendo menos probable que cada uno proyecte en el otro que es la única fuente de amor. También creo que es buena idea conocer vuestra relación individual con Dios/Diosa/Todo Lo Que Es como fuente de amor divino antes de compartir la experiencia. Hay un pasaje muy bonito en una de las canciones de Ferron que dice:

«Es esta autonomía el sueño de la mujer, las líneas se entrecruzan pero libres deben ser».

Las runas dicen:

«Que los vientos del cielo soplen entre vosotros».

Esto de ningún modo implica que la relación suponga la renuncia al amor divino; sólo añade los elementos apropiados de plenitud individual, relación con la Divinidad y autonomía.

Al comenzar la sesión realiza los primeros ocho pasos típicos.

Luego visualiza símbolos

Yin/Yang flotando sobre la cabeza, bajo los pies, delante y detrás de ti. Ordena que los símbolos permanezcan ahí durante la sesión de cámara. Después de atraer el amor de Dios y la Diosa del Sol y la Tierra respectivamente, llamarás a las Hermanas del Rayo del Cristo Ascendido y a los Hermanos del Rayo del Cristo Ascendido. Después pedirás la presencia de los ángeles y arcángeles masculinos y femeninos.

La última invocación será a las Parejas Divinas de los Siete Rayos en el orden que sigue:

1) Rayo Violeta: Quan Yin y Lord Maitreya;

2) Rayo Azul: Jesucristo y la Madre María;

3) Rayo Verde: Chenreysi y Tara;

4) Rayo Amarillo Dorado: Buda y Deodata;

5) Rayo Naranja: Krishna y Radha;

6) Rayo Rojo: Hiawatha y la Mujer del Cachorro de Búfalo Blanco, o Shiva y Shakti;

7) Rayo Blanco: Osiris e Isis.

El formato de la Cámara de Configuración de Amor Yin/Yang es el mismo para parejas e individuos, excepto que en el caso de una pareja pueden hacerse las invocaciones en voz alta.

 

Los pasos para realizar esta sesión de cámara son los siguientes:

1-8. Realiza los pasos para abrir una sesión de cámara dados al principio del capítulo 9.

  1. Pide que la Cámara de Configuración de Amor Yin/ Yang aparezca alrededor de tu cuerpo y aura.
  2. Visualiza símbolos Yin/Yang sobre la cabeza, bajo los pies, delante y detrás de ti. Ordena que permanezcan allí a lo largo de la sesión de cámara.
    Visualiza e invoca al Sol como vehículo que irradia
  3. el amor del Santo Padre Dios; sus rayos penetran tu aura y cuerpo desde delante hacia atrás.
  4. Visualiza e invoca a la Tierra como vehículo que irradia el amor de la Santa Madre Diosa; este amor fluye desde detrás de ti, atraviesa el cuerpo y sale por delante.
  5. Pide que las Hermanas del Rayo del Cristo Ascendido y los Hermanos del Rayo del Cristo Ascendido formen un círculo a tu alrededor y te llenen de su amor divino.
  6. Invoca a los arcángeles masculinos y femeninos para que te rodeen y te llenen de su amor.
  7. Llama a las Parejas Divinas de los Siete Rayos para que te rodeen y te llenen de amor y equilibrio.
  8. Relájate, mantente abierto y receptivo y disfruta de la sesión.
  9. Cuando termine la sesión de cámara despídete de los seres de luz presentes del modo que desees.
  10. Abre los ojos y regresa lentamente a la conciencia de vigilia. Vuelve a conectarte a la tierra si es necesario.

Repite cuanto quieras cualquier sesión de Cámara de Configuración de Amor tan a menudo como desees. Al final evolucionarás hacia un estado en el que no dejarás de recibir y dar amor divino desde y a través de todas las células de tu cuerpo.

Realizo a menudo una meditación en la que invoco y visualizo el amor divino de Dios y el amor divino de la Diosa fluyendo a través de mí como he descrito. Utilizo este flujo de amor como el foco central de la meditación, saliendo de ella con un sentimiento de paz, alegría y amor extremo hacia todo y hacia todos en sentido divino. Al final de la meditación, al llenarse mi cuerpo hasta rebosar, puedo ver que el amor sigue su curso hacia las plantas y los árboles, los animales y las personas, el planeta y su atmósfera.

A medida que el amor se vierte al exterior, digo en silencio lo siguiente:

«Envío este amor a los árboles de esta Tierra para que sepan que existe un ser humano que los quiere y sabe ver que son sagrados. Envío este amor a los animales de esta Tierra para que sepan que existe un ser humano que los ama y sabe ver que son sagrados».

Continúo con el aire, fuentes de agua, los seres humanos, la Tierra y los planetas, para terminar con las estrellas y los Seres de Luz. Puedes realizar si quieres tu propia versión de esta meditación.

 

Sólo te beneficiará.

 

 

 

Anuncios